Haga que sea un asunto de familia

Lavar la ropa no es una tarea que sólo puede hacer mamá. Es cosa de toda la familia, incluso de los más pequeños. Niños de tan sólo dos años pueden ayudar a meter la ropa húmeda en la secadora y si son un poco más mayores pueden ayudar a doblarla.

Reparta la carga

No se centre solo en un gran cesto de ropa. Coloque los más pequeños en cada dormitorio y tal vez otro en el cuarto de baño. Podría incluso hacerlo por habitaciones, y cuando esté seca ponerla en la cama para que el ocupante la doble y la guarde.

No se moleste en clasificarla

Bueno, tiene que clasificar la ropa un poco, pero no tanto como la mayoría. Lave la ropa interior y los calcetines con programas calientes, separe la ropa muy sucia de la que pueda necesitar un lavado especial y el resto, puede ir toda junta en un programa frío.

Cargue antes de irse

Haga su lavada de ropa mientras realiza otras tareas. Apriete el botón de arranque justo antes de salir por la puerta y cuando vuelva todo estará listo para meter en la secadora.

 
Enviar a un amigo

Enviar a más amigos

Vista previa del correo electrónico Hola, quizás le interese esto

Cerrar
 
Seleccione dónde compartirlo
Cerrar
 
Enviar a un amigo

Enviar a más amigos

Vista previa del correo electrónico Hola, quizás le interese esto

Cerrar